21 de febrer de 2012

S'HOMO BALA.


  La leyenda encontró un testimonio en el club de jublilados de Sant Lluís, conoció al hijo del primer hombre bala, aunque mayor, no lo suficiente para olvidar los inicios de su padre en en el mundo del circo, cuenta que era una muchacho menudo nacido en Sant Lluís, Menorca, por aquel entonces sólo contaba con 14 años de edad, su primer lanzamiento  fué en 1877 en un espectáculo creado por el afamado Bini Circus, ocurrío en París con un cañón de resorte creado por Nito Torretini, el mismo que bautizó al chaval como "S'Homo Bala"

Carnaval Sant Lluís, 2012.
   
  De todas maneras no hay que descartar la versión oficial que habla de la primera bala humana, fue una niña de catorce años llamada "Zazel", cuyo verdadero nombre era Matilde Rossa Richter. Lanzada el 2 de abril de 1877 por un cañón de resorte inventado por el canadiense William Hunt,  más conocido como"The great Farini", en el Royal Aquarium de Londres.
  
   Zazel lo contó así:

   "El Gran Farini, diseñó el cañón diábolico y me convenció de su seguridad, entrené durante muchas horas para ese momento, gimnasia para fortalecer mis piernas, y una dieta estricta para mantener mi peso, no sea que nuestros cálculos matemáticos se fueran al traste.
El público vitoreaba como loco durante la espera, me dejé caer en el agujero negro y frío de ese cañon,susurré un seco Dios te salve María para enfrentarme a una posible muerte, en esos breves momentos mi mente y mi cuerpo estaban totalmente rígidos, pasó una eternidad, a pesar que la pólvora era para dar un sentido dramático al espectáculo y que yo sería impulsada por unos muelles, la explosión retronó en mis oídos, de repente me encontré volando a unos diez metros de altura, sólo duró unos segundos, la emoción al aterrizar sin problemas fue embriagadora, ya estaba preparada para hacerlo de nuevo".
  
  Zazel se fue de gira con el circo Barnum, pero se retiró trás una caída que le rompio la espalada. Desde ese momento decenas de hombres bala han actuado soportando velocidades de hasta 90 km./h. y tienen que soportar fuerzas de alrededor de 12G* cuando se golpean contra la red.Más de la mitad murieron en plena función, casi siempre por problemas con la red.
  
  *Una aceleración de 1G es generalmente considerado como igual a la gravedad estándar, que es de 9.80665 metros por segundo cuadrado (m/s2)