29 de febrer de 2012

TRABAJADORES, ESTUDIANTES, RECORTES Y TRANCHETTES.

  Hoy hace ya un año y un día, los fotografié bajo la lluvia, protestaban y no eran estudiantes, no eran jóvenes, tampoco viejos, estaban indignados pero no eran "los indignados", eran obreros reclamando el derecho a trabajar, a cobrar y en definitiva a vivir de su propio esfuerzo, ellos y sus familias. Más tarde llegó el movimiento 15 M, reivindicaciones de trabajadores, protestas de estudiantes...la respuesta ha sido un dedo pulgar encima de todos ellos en forma de recortes y una espeluznante reforma laboral; hoy en Barcelona se ha vivido la penúltima muestra de descontento.
    A los que protestan, los del dedo gordo, los estudiantes, los que aún trabajan y los que no pueden, los de las tijeras y los que sufren los cortes, a todos les une un común denominador, pondría la mano en el fuego de que la inmensa mayoría han comido en alguna ocasión los quesitos de Maó, bien, pues resulta que  la fábrica dificílmente funcionará sin personas que produzcan los quesos en sus múltiples formas.