12 d’abril de 2012

ANDREA DORIA

     
 Andrea Doria es un barrio de Maó, un lugar muy alejado de la imagen turística y mediterránea que intenta proyectar la isla de Menorca; estéticamente de difícil ubicación, lo podríamos localizar en cualquier zona urbana de cualquier ciudad sin identificar. 
Casi todas las ciudades españolas tienen al menos una barriada como esta. Lugares que crecieron a la sombra de épocas grises de este país, grandes bloques, moles de hormigón de una estética concreta y gusto discutible.


         Es un lugar olvidado. No para los que viven en el, que no se olvidan de ellos mismos. Niños y mayores habitan sus calles, me atrevería a decir que es la zona de Maó que tiene mas vida de calle; se palpa su gran ambiente de barrio.


         Ayer estuve trabajando por sus calles. En el bar Andrea Doria compartiendo unas horas con algunos de los vecinos, recordé el ambiente donde viví y crecí hasta mi adolescencia en mi barrio de Barcelona, El Carmelo; cañas, dardos y dominó.


Un barrio obrero actualmente muy castigado por el paro. Estos días ha sido el centro de la noticia para los periódicos locales de la isla y en la TV autonómica. Cuatro de sus vecinos han conseguido un sueño y mañana viajan a Las Vegas.


La semana que viene con toda probabilidad uno de los periódicos con más tirada a nivel nacional explicará su historia, ayer realicé el reportaje para ellos, hasta ese momento mantenemos la incognita.