9 de juliol de 2012

FÚTBOL Y BODA.

Kiosko en el Parc Rochina, port de Maó.
  Vivo en un país donde las bodas de los futbolistas ocupan portadas en la prensa de información general y deportiva, marcan goles en un partido de fútbol y los convertimos en héroes nacionales, y cuando ganan un torneo de fútbol se embolsan 300.000.-€ cada uno; más tarde los clubs de fútbol compran y venden esos mismos jugadores por varios millones de euros.
  Observando la prensa de hoy nadie diría que habitamos un país roto, que tenemos unas cifras récord de desempleo, que día a día sufrimos recortes en sanidad y educación, y que muchos de nuestros vecinos ya no están porque los bancos les han arrebatado su hogar.