17 d’agost de 2012

TODO SIGUE IGUAL.

Biniancolla, agosto 2012.
  Junto al mar y esparcidas por toda la costa de Menorca se levantan antiguas casitas casi centenarias, refugios de pescadores construidos por grupos de amigos y familias con los recursos naturales que tenían a su alcance, posteriormente y sobre todo en verano las usaban y usan como lugar de veraneo, también para guardar pequeñas barcas, son conocidas como "Casetes de vorera" un testimonio de una época y de una manera de vivir que afortunadamente aun hoy perdura.

1 comentari:

Antu77 ha dit...

Una fantástica foto, ... de bones costums.
Salutacions,
Antònia Sànchez
enmenorca.wordpress.com